Los datos son un elemento fundamental de nuestra vida cotidiana. Esta importancia se refleja en aspectos básicos del día a día como la comunicación, la salud, nuestras finanzas y el entretenimiento. Relevancia que es multiplicada por mundo en línea y la interacción permanente con Internet y toda clase dispositivos móviles que facilitan el acceso a los datos prácticamente en cualquier parte.